Safari en Kenia.

Hay quienes piensan que la migración afecta un safari al momento de ver gran cantidad de animales o un número muy reducido de ellos, pero esto no es así. Si bien es cierto que durante los meses migratorios en Masai Mara el número de animales es descomunal en lo que se refiere a ñus, cebras y gacelas, también es cierto que la mayoría de las especies no migran y que la población residente en los parques no se ve afectada en su número, por la migración. Por ejemplo, la cantidad de hipopótamos, cocodrilos, leones, guepardos, elefantes, leopardos o hienas no se ven reducidos ni multiplicados entre un mes y otro por lo que es posible visitar Kenya todo el año.

Un factor que si influye en el número y tipo de animales que se avistaran son las lluvias estacionales que cambian los hábitos de los animales en su día a día. Hay dos temporadas de lluvia, la primera entre abril y mayo con lluvias que pueden durar por varios días, la segunda de noviembre hasta mediados de diciembre que se caracteriza por lluvias cortas.

Un movimiento migratorio famoso y único en el mundo animal es el que se produce en el ecosistema Serengeti del lado de Tanzania y Masai Mara en Kenya. Durante el periodo de la migración anual, los animales pueden recorrer a través del ecosistema Serengeti-Mara más de 2.500 kilómetros a lo largo en una marcha cíclica. Denominada “la gran migración “es la mayor concentración de herbívoros del mundo que trae consigo un consumo de hierbas de más 4.000 toneladas diarias.

La gran migración afecta al ecosistema Masai Mara-Serengeti y no a otros parques y ecosistemas que están a cientos de kilómetros. Por lo general, los itinerarios de safari incluyen más de un parque o reserva.

En cada parque o reserva se pueden o no ver migraciones de distintas especies, pero que no tienen que ver con la gran migración de Masai Mara ni son tan famosas ni influyentes en los viajes a África del Este. Por ejemplo, Amboseli siempre ha disfrutado de su migración estacional de elefantes procedentes de su vecino Tsavo.

La migración comienza en enero en la zona sur del Serengeti la región de Ndotu denominada la ”gran paridera”. terminando la época de lluvias y con los pastos verdes, durante varias semanas en enero y febrero, en forma coordinada, miles de ñus paren a sus crías produciéndose hasta nueve mil nacimientos diarios. Otros herbívoros como las cebras de Grant y gacelas de Thompson, también pueden parir en esta época antes de las fuertes lluvias de marzo y abril.

El fenómeno migracional depende de las lluvias por lo que los ciclos no son exactos cada año en el Serengeti.

La migración no tiene principio ni fin, los animales estarán en permanente movimiento buscando las lluvias y pastos frescos durante su vida hasta que mueran de viejos.

© Nirmalya Banerjee

Operadores

Entre los operadores experimentados, se destaca Gamewatchers, especialista en Kenia, Tanzania, Ruanda y Uganda desde hace más de 25 años, Gamewatchers Safaris fue reconocido como el “Tour Operador del Año” de Kenia en el Ecotourism Warrior Awards.

Además de un amplio conocimiento, la compañía también es propietaria de los premiados Porini Safari Camps, pioneros “eco-campamento“, ubicados en reservas de vida silvestre y administrados para asegurar que las comunidades locales, el medio ambiente y los visitantes pueden beneficiarse de su concepto ‘Conservación’.

Los campamentos Porini, exclusivos por su tamaño y con un aire rústico cuentan con todas las comodidades. Todos los campamentos están situados dentro de aéreas especiales de conservación de la vida salvaje, lo que permite una experiencia de Safari única y personal lejos del bullicio.

Caminatas guiadas por guerreros Massai le hará estar inmerso en la selva africana rastreando grandes felinos y sus presas. Safaris de noche en jeeps acondicionados también le darán la oportunidad de avistar animales exóticos, únicos y de hábitos nocturnos.

South African Airways conecta diariamente desde Santiago a Nairobi en Kenia via Sao Paulo – Johannesburgo.